Menu

Silvia Vásquez-Lavado, la primera peruana en llegar al Everest



El estigma y la vergüenza regresaron cuando tenía 20 años. El silencio parece el olvido, pero no lo es. Borrar episodios dolorosos es a veces la fórmula recurrente para continuar, pero un día el recuerdo llega como un huracán y destruye eso que llaman normalidad, paz, tranquilidad. Silvia Vásquez-Lavado es una sobreviviente. Sus heridas están curadas. Y ahora que ha vencido esos miedos, el sueño que ilumina sus ojos se resume en ayudar a otras víctimas del abuso sexual a salir adelante.


La primera mujer peruana en llegar a la cima del Everest es la nueva embajadora de la marca Perú. Llegar a la montaña más alta del mundo fue un reto, el comienzo de una historia, y también el término de otra. A punto de cumplir los 42 años, Silvia se siente curada. Sonríe, mira y abraza, como solo lo pueden hacer las mujeres íntegras, o mujeres como ella, mujeres que se reconstruyeron.


A los 20, Silvia consumía alcohol en exceso, y tenía miedo. Sentía un dolor indescriptible. En 2005, su madre la hizo regresar de los Estados Unidos para conectarse con esa niña aterrorizada que entre los seis y los nueve años fue abusada sexualmente por un hombre cercano a su familia, que trabajaba en casa. “Yo soy una de esas personas que no pudo ver justicia, como muchas otras peruanas”, dice. En su voz no hay resentimiento.


El trauma nos tapa el fuego, comenta Silvia.


-Yo no quería recordar. Tenía vergüenza, me sentía dañada. El trauma bloquea el fuego. Yo descubrí en la naturaleza ese fuego interno. Regresar al Perú me daba mucha tristeza. Partí a los 18 años a estudiar. Mantener el secreto dentro no lleva a nada. Cuando hablé, me sentí liberada. Lo hice en 2014 frente a 2,000 personas en San Francisco, Estados Unidos.


A los 31 años, Silvia comprendió que conectarse con esa niña y recordar era la mejor forma de sanar. Y así empezó esta lucha, esta aventura que la llevó al Everest. Ella es un ejemplo de que los sueños se cumplen, lo dijo en lo alto de la montaña, y delante de grupos de mujeres que han perdido la fe.


Cuando en la cima del Everest lloró durante ocho minutos, Silvia recordó a su madre, los sacrificios que había hecho, los cambios en su vida. Ahora que sueña con escalar las montañas del Perú, que alienta a niñas y mujeres a empoderarse, ella piensa que la naturaleza le dio la fuerza y allí está el secreto.


La niña Silvia y la mujer aterrorizada escalaron el Everest. Ambas se conectaron en una. La época del abuso estaba presente. Entre las montañas, Silvia alivió el dolor y decidió compartir esta ‘sanación’ con el mundo entero.


Su vida ha cambiado. Ella pensó que eso no pasaría, pero ahora la reconocen por haber llegado al Everest y por haber afrontado una realidad que muchas callan.


Cuando los peruanos nos sentimos orgullosos de ella, al verla con la bandera en la cumbre de la montaña, no sabíamos de su pesadilla, no conocíamos de su reconstrucción y no teníamos idea de que era una apasionada de la tecnología, que ha trabajado en importantes empresas.


-Tengo la pasión de ayudar a la gente a empoderarse y amo la tecnología. Ahora quiero usar la tecnología para empoderar a estas personas.


Sus ojos brillan otra vez. Otro sueño, más alto, en marcha.

Comenta aqui




Mas Comentarios
     
     


 

Buscador

Ingrese los datos en el formulario, para la busqueda de un evento adecuado.

Subscribete

Ingrese los datos en el formulario, para recibir los ultimos eventos en su email.

Escoje una zona

Lima Norte

Casa de la Juventud - SMP - En jr. Verona 480 Urb. Fiori

Lima Sur

Playa El Silencio - Playa el Silencio es uno de los balnearios más populares del

Lima OESTE

Domos Art - San Miguel - En el Circuito de Playa - Costa verde de San Miguel

Lima ESTE

PARQUE ZONAL HUIRACOCHA (SAN JUAN DE LURIGANCHO) -

Lima CENTRO

Parque Mariscal Ramón Castilla - En el distrito de Lince

CALLAO

Distrito de La Punta - Callao - es un distrito eminentemente residencial de clase media-alta

Mas lugares interesantes

lo más visto

Enlace
Nro de visitas